Productos( )
 
 
 
MUNDO AUDITIVO
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Causas de pérdida de audición

 
 
 
 
 
 

Un diagnóstico definitivo

 
El mal funcionamiento del órgano sensorial y daño del oído interno nos da como consecuencia la sordera
Muchas veces se piensa que son causadas por alergias, cera en el oído, sinusitis etc,, es por ello por lo que no acudimos al doctor, pensando que es temporal. El envejecimiento y la exposición a ruidos fuertes provocando el desgaste de los vellos o de las neuronas de la cóclea que emiten señales de sonido al cerebro

Un mal congénito de nacimiento o una infección fuerte son causas principales para la pérdida de audición. La mayoría de los tipos de pérdida auditiva son irreversibles, es por ello que en MUNDO AUDITIVO te ayudamos a tomar medidas para mejorar tu audición.

 
 
 
 
 
Existen tres tipos de pérdida de audición:
 
 
 

Neurosensorial o sordera nerviosa

 
Este tipo involucra una lesión en el oído interno o al nervio que conecta el cerebro con el oído, llegando el sonido mucho más suave de lo que normalmente es y es asociado a una distorsión de la calidad del sonido. Los afectados con este mal se quejan de dificultades auditivas y de comprensión del habla. El tratamiento adecuado es el de obtener aparatos de usos auxiliares auditivos.
 
 
 
 
 

Conductiva

 
 
Involucra el oído externo y medio, el cual impide que el sonido sea transmitido adecuadamente, atenuando el sonido, para que llegue mucho más bajo de lo normal. Este es tratado con medicina, cirugía o con ayuda de auditivas adecuadas.

 
 
 
 
 
 

Mixta

 
Esta es la combinación de la pérdida auditiva neurosensorial y conductiva en el mismo oído, un tratamiento adecuado dependerá de la afección y tipo de perdida.
Otras causas por la que podemos tener pérdida auditiva son:
  • Resultado de una infección grave, (meningitis)
  • Durante la gestión una patología
  • Después de una lesión en la cabeza
  • Perforación del tímpano
  • Patología del oído medio
  • Resultado de tratamientos del cáncer
  • Administración de ciertos medicamentos
  • Ruidos muy fuertes como maquinaria industrial
  • Exposición de auriculares (música) con sonido muy elevado